El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, inicia esta semana las obras de mejora y rehabilitación en las instalaciones del servicio de Cocina, que se dotará también de nuevo equipamiento, para lo que ha sido necesario el cierre total de la misma.

Estas instalaciones se han sometido, a lo largo del tiempo, a mantenimientos puntuales, pero es la primera vez, desde la inauguración del centro hospitalario en el año 1999, que se llevan a cabo unas obras que obligan a su cierre total. Está previsto que los trabajos de reforma tengan una duración mínima de cinco meses, a lo que hay que añadir la instalación de maquinaria y mobiliario, pruebas y puesta en marcha. El presupuesto de adjudicación ronda los 554.000 euros.

 

Seguir leyendo en www.laprovincia.es